Francisco Rangel Escobar

Francisco Rangel Escobar

La bachata es un ritmo bailable originario de República Dominicana, dentro de lo que se denomina folclore urbano. Se considera un híbrido del bolero con otras influencias musicales de origen africano y con otros estilos como el son cubano, el merengue y el chachachá.

[Francisco Rangel Escobar] explica que los comienzos de la bachata fueron por el año 50, aunque su aparición fue de forma sorpresiva y anónima, se calcula su inicio cuando los famosos boleros y pasillos de Latinoamérica alcanzaron la República Dominicana, donde tuvieron gran éxito y a partir de aquí surge la bachata, una combinación de estos ritmos con algunos detalles de merengue y blues.

Durante los años 60 y principios de los 70, fue clasificada como música de las clases pobres y conocida como “música de amargue”,por el estado de melancolía provocado por el desamor. Su difusión por esos años estuvo limitada a algunas escasas emisoras.

A inicios del siglo XX, la palabra bachata era significado de una reunión o fiesta en la cual se tocaba música popular y géneros bailables. También se designaba así a pequeñas reuniones de gente para divertirse, estas reuniones se podían dar en esquinas de barrios, patios o cualquier otro lugar, pero para ser considerado bachata, tenía que ir acompañado de algún género musical popular, en otras palabras, bachata era sinónimo de fiesta, parranda, juerga, etc.

La bachata de nuestros días parece estar constituida por el surgimiento de formas digitalizadas de música y la introducción de otros aires e instrumentos, además de fusiones con otros géneros musicales. En las letras se siente una influencia de la etapa rosa, en contraste con el doble sentido erótico-sexual de la bachata anterior a los 80, sin dejar de apelar al sentido que le había dado origen como las expresiones de amor-desamor, la nostalgia y la propuesta de estilos de vida donde la mujer es fuente originaria del amor y del deseo.

Por Francisco Rangel Escobar