Francisco Rangel Escobar

Francisco Rangel Escobar

El cuatro, tiene sus orígenes muy remotos, hay quienes afirman que ya existía en el año 3.000 A.C, porque se han encontrado instrumentos similares en Egipto, los que a su vez son derivados de instrumentos caldeos-asirios.

[Francisco Rangel Escobar] explica que en el Siglo XVI, la guitarra contaba con cuatro cuerdas y se tocaba rasgueada; la vihuela poseía seis o siete cuerdas y se tocaba punteada, y la contra canaria poseía cinco cuerdas.

Segun Adolfo Salazar, famoso tratadista español sobre instrumentos de cuerdas, el cuatro llegó a Venezuela con los primeros conquistadores españoles y representa la auténtica guitarra del Renacimiento. Este instrumento es el pariente más cercano de la guitarra, la cual ha evolucionado hasta producir otros instrumentos parientes.

El cuatro nace como modificación del quinto,  siempre elaborado en forma muy rústica, usando para ello, trozos de madera autóctono y cuerdas de fibra vegetal, muy duras, las cuales se adelgazaban con conchas de moluscos. Más adelante con tripas de animales, siendo disecadas y templadas al sol, a objeto que emitieran sonidos que en cierto modo, igualaran a los  expedidos por los instrumentos españoles.

En sí, los aborígenes y esclavos, buscaban en ese instrumento que acompañaban con guaruras, pitos, tambores  y maracas, momentos de esparcimiento y un aliciente para llevar menos pesada la existencia a la que estaban sometidos  por los conquistadores.

El cuatro Venezolano es sin duda alguna un instrumento muy particular.  Son sólo 4 cuerdas en una caja de tamaño reducido, pero que por su particular afinación producen sonidos increíbles, difícilmente imitables por otros instrumentos.

En Colombia lo utilizan también como instrumento típico de los llanos colombianos.  De hecho lo llaman cuatro llanero y, aunque es el mismo instrumento, es una manera de identificar la música que se hace con él.

En Venezuela, lo usamos no sólo en la música de los llanos, sino prácticamente en cualquier género musical.  Se toca gaita zuliana con él, villancicos, aguinaldos, parrandas, también calipso, polo margariteño, vals, merengue, tonadas, pasajes, joropo y últimamente se emplea para tocar música neo folclórica en ritmos 4×4 y en géneros como el pop y rock venezolanos.

Por Francisco Rangel Escobar