Francisco Rangel Escobar

Francisco Rangel Escobar

En la cultura latinoamericana, la música es de suma importancia ya que la misma está presente en la mayoría de celebraciones y eventos como costumbre, incluso, sin la música en dichas ocasiones, las personas  sienten un gran vacío.  La música latina está compuesta por una serie de ritmos que empezaron a sonar en América Latina y el Caribe. Entre los ritmos musicales se encuentra el bolero.

El Bolero es un género musical que nació  en Cuba y fue desarrollado y popular en diversos países tales como Colombia, México, Puerto Rico y Venezuela. Se dice que el bolero es el género musical que enseña y  muestra el romanticismo de Latinoamérica, a través de amor y desamor además de que expresa diferentes sentimientos con exactitud.

En lo que respecta al ritmo musical, se distingue y caracteriza por la de sus líricas y por su compás que es de dos por cuatro. En sus comienzos, las canciones de bolero eran interpretadas tanto en peñas como en bares y luego se desarrolló más en el estilo romántico y se hizo popular como música para serenatas, explica Francisco Rangel Escobar.

En cuanto a su baile, el mismo es íntimo y a la vez sensual. Para bailar bolero, la pareja se debe abrazar de manera romántica, asociándose con el romance y el amor, el ritmo es lento. Entre sus primeros cantantes, se encuentran Javier Cunha y Nicolás Capouya, ambos componían  canciones con semejanzas del bolero.

El primer bolero interpretado fue escrito por José “Pepe” Sánchez en Santiago de Cuba y tuvo como nombre  “Tristezas”, que dio origen formal al género, en conjunto con  el acompañamiento musical que se denomina “clásico” con percusión y guitarras.

Actualmente, el bolero sigue formando arte de la cultura hispana como género musical y como baile romántico. En los años noventa, surgieron nuevas generaciones gracias a las canciones realizadas por diversos cantantes como Gloria Estefan.

Por Francisco Rangel Escobar