Francisco Rangel Escobar

Francisco Rangel Escobar

Bossa-nova, es un estilo musical brasileño que tuvo lugar en los años cincuenta y el cual, fue impulsado por diversos estudiantes y músicos de clase media de Copacabana e Ipanema, en los diferentes barrios de Rio de Janeiro. Su nombre significa “el ritmo nuevo” o “el camino nuevo”. Dicho ritmo musical se hizo popular en Brasil gracias a la grabación de “Chega de Saudade“, la cual fue  interpretada por João Gilberto.

Bossa-nova fue creado a partir de la samba,  se dice que tiene el mismo ritmo pero con menos percusión. Además, tiene una fuerte influencia del jazz. Fue una de las primeras estructuras armónicas, melódicas y rítmicas, además de ser el primer lenguaje en Brasil de estilo moderno para hacer música. Dicho estilo musical fue un movimiento armónico y completo en sí mismo que surgió de una manera espontánea y  natural, debido a la correlación de diferentes factores, comenta Francisco Rangel Escobar.

Este estilo es reconocido  por la relevancia  que tiene en la historia de la música brasileña. El mismo  posee diferentes rasgos distintivos de diversos ritmos como la samba callejera. La bossa-nova se hizo popular en Brasil y en otros países de Latinoamérica.  Su éxito internacional se puede decir estuvo limitado por pequeños periodos de tiempo, como se pudo notar  con  el estreno de la película Orfeo negro y con los diferentes lanzamientos de los nuevos trabajos de Stan Getz en los años sesenta.

En lo que respecta a los instrumentos musicales, la bossa-nova se toca generalmente con la guitarra clásica, con cuerdas de nylon y con los dedos. Debido a su forma pura basta con la guitarra sin tener acompañamiento y la melodía es  cantada, como puede notarse y  escucharse en las interpretaciones de João Gilberto y arreglos de jazz. Es decir, la guitarra lleva el ritmo musical aunque en algunas ocasiones utilizan el piano, tambores, percusión, entre otros.

Por Francisco Rangel Escobar