Francisco Rangel Escobar

Francisco Rangel Escobar

La cueca fue declarada baile nacional  el 18 de septiembre de 1979, el decreto N° 23 publicado en el Diario Oficial ya que fue considerada entre la gama de danzas folclóricas chilenas, la de más difusión y significación histórica, explica Francisco Rangel Escobar.

La cueca es un ritmo musical chileno presente a lo largo de todo el territorio, el mismo adopta diversas formas dependiendo de la zona. Dicho ritmo musical gano popularidad a lo largo del siglo XX y  hoy día  sigue siéndolo con  una nueva generación de cuequeros.

La cueca se baila en Chile desde el año 1825 y era llamada “la chilena”, la cual era muy parecida a la zamacueca. Es un ritmo musical que se canta a dos voces, acompañado de diversos instrumentos musicales como el arpa, el piano, el acordeón, la pandereta y otros instrumentos de percusión. Uno de los instrumentos que siempre está presente es la guitarra, solo en el norte, la misma es reemplazada algunas veces por flautas o una banda de bronce.

En lo que respecta al aspecto musical, la cueca tiene un esquema de tipo formal y unitario en conjunto con una sección repetida que forma 52 compases y se le llama pie, usualmente la gente baila tres pies. Tiene una duración aproximada de un minuto y veinte segundos.

Referente a su estructura lírica, la misma está formada por dos estrofas y un remate, que incluyen rima en los versos pares. La primera estrofa es caracterizada por ser una cuarteta, ajustada por cuatro versos de ocho sílabas cada uno. La segunda estrofa es una seguidilla de siete versos que están alternadas entre cinco y siete sílabas; en el cuarto verso hay una repetición de las exclamaciones “sí” o “ay sí” y el mismo es conocido como “verso guacho”.

El contenido temático de la cueca es variado y lleno de términos poéticos. Sus letras son románticas, regionales y relacionadas a los fondos de las grandes urbes, estilo conocido como chora.


Por Francisco Rangel Escobar